fondo-gris-claro titulo-portlet

Beneficios para la ciudadanía

Beneficios para la ciudadanía

Beneficios para los ciudadanos introducción

La aplicación de la Inteligencia Artificial al servicio público ofrece beneficios directos e indirectos a la ciudadanía. Entre los beneficios directos se encuentran todos aquellos derivados de la aplicación de la IA para dar respuesta a necesidades concretas del ciudadano. La IA ayuda a agilizar y facilitar la atención al público, la cumplimentación de formularios, el pago de impuestos, el diagnóstico de enfermedades, la toma de decisiones, la protección de datos, etc. Esta nueva tipología de soluciones redunda en beneficios indirectos, en una mejora de la calidad del servicio público, ya sea mediante la simplificación de procesos, el aumento de la eficacia, el control del fraude, la optimización de recursos o la gestión inteligente de los mismos.

Estudios recientes indican que cada vez más los ciudadanos son conscientes de que la IA revolucionará las Administraciones Públicas en la próxima década, aportando ventajas como la reducción de tiempos de espera y la disminución de la burocracia administrativa. Sin embargo, también puede hacer del servicio público algo más humano. La IA puede ayudar a que la Administración pública sea más cercana. De hecho, las aplicaciones más prometedoras suelen emplear el aprendizaje automático y, en los casos en los que se requiere el manejo de gran cantidad de datos o cálculos complicados, ofrecen mejores resultados, más económicos, más rápidos y más precisos, incluso, que muchos humanos.

Las Administraciones Públicas configuran su gestión entorno a reglas, políticas y procedimientos que presentan muchas oportunidades para la automatización. Los programas de aprendizaje automático pueden proveer a los Gobiernos de una primera aproximación a la cuestión, un primer análisis, una primera toma de decisión. Esto permitirá a los humanos emplear su tiempo y sentido crítico en interpretar los resultados o decidir sobre cuestiones más complejas. La IA puede acelerar la toma de decisiones dirimiendo entre casos simples y rápidos y casos complejos que debe estudiar una persona para aplicar sus cualidades humanas (comprensión, empatía, creatividad, etc.) en la relación con el ciudadano. De este modo, el uso de la IA puede permitir solucionar cuestiones de manera más ágil y, al mismo tiempo, ayudar a personalizar el servicio público. Además, la Administración debe empezar a aprovechar el big data, las grandes cantidades de datos que produce y almacena, para generar valor público y beneficiar a la sociedad mediante su reutilización en todos los campos.

Agilidad en la tramitación

Agilidad en la tramitación

Existen sistemas de IA aplicados a la automatización de las conversaciones telefónicas que permiten dar un salto cualitativo en la atención al ciudadano. Con estos sistemas, es posible atender a un mayor número de ciudadanos y de forma más eficiente: agilizar la tramitación, mejorar las faq, la resolución de quejas, etc.. Estos son solo algunos ejemplos de la aplicación de estas tecnologías y de cómo pueden ayudar a mejorar los servicios públicos.

Atención médica personalizada

Atención médica personalizada

El Big Data Inteligente puede aportar beneficios a los ciudadanos en el área de la salud, ya que permite manejar cantidades ingentes de datos a los que se aplican modelos predictivos, los cuales impulsan una mejora en los cuidados a los pacientes facilitando el diagnóstico médico y allanando así el camino para la medicina personalizada.

Sensorizar para predecir y anticipar

Sensorizar para predecir y anticipar

La toma de datos de casi cualquier cosa utilizando sensores (Internet de las Cosas) y el almacenamiento en la nube o en potentes supercomputadores de datos recopilados permiten que dicha información puede ser analizada y tratada mediante algoritmos (que aprenden) y que generan respuestas sobre aspectos que afectan e interesan al ciudadano y a las administraciones como la prevención de incendios, el control de plagas, la viabilidad de las cosechas, etc.